X

Los mejores 20 albums de rock del 2020

- 24/12/20

Por: Julio César Escovar / @julitroescovar

Todos podemos estar deacuerdo en que el 2020 es un año para el olvido, un año que nos alejó de nuestros seres queridos, que cambió la forma de relacionarnos, que nos distanció, que nos encerró. Sin embargo hubo algo que si tuvimos y fue muy buen Rock n Roll, cuál fue el último año en el que tuvimos discos nuevos de Ac/Dc, Metallica, The Killers, Marilyn Manson, The Strokes, y Deftones?. La música fue el refugio del 2020 y los

siguientes 20 álbumes resaltaron en calidad, producción, sonido, estilo, evolución, o sencillamente fueron un paquete de canciones estupendas. A continuación los mejores 20 álbumes del 2020 seleccionados por Radioacktiva, sin un orden específico.

PWR UP – Ac/Dc

Inesperado es poco, no es secreto la cantidad de problemas que tuvo Ac/dc en sus últimos años, desde la muerte de Malcolm Young hasta los problemas auditivos de Brian Johnson, poco imaginamos que Ac/Dc tendría ésta recarga cumpliendo las expectativas y conservando la identidad musical que construyeron décadas atrás, PWR UP es un álbum de Ac/Dc a toda ley, de baterías marcadas, buenos riffs y que celebra el rock n roll.

Notes on a conditional form –  The 1975

Como parte del proceso de expansión del sonido de The 1975, “Notes on a conditional form” es un disco con punk, pop, e incluso un acercamiento a la electrónica al estilo de Radiohead que es de aplaudir, evidentemente la banda de Matt Healey tiene ambiciones amplias y quiere reflejar el sonido de la época a la que pertenecen arriesgándose, cómo un artista debe hacerlo.

A Celebration of endings – Biffy Clyro

Apesar de ser un trio, Biffy Clyro no es una banda que le tema a probar nuevas cosas, y “A Celebration of endings” es evidencia de ello, guitarra bajo y batería son su base y la forma en la que se sienten más cómodos por eso encontramos canciones cómo “North of no south” pero más al interior del álbum temas cómo “Instant history” usan bases electrónicas que llevan a la banda con éxito a terreno inexplorado. El haber trabajado con Rich Costey como productor, viejo colaborador de ellos y de Muse, seguramente ayuda ya que es alguien que entiende el sonido de la banda y los ayuda a llegar a esos territorios, sin dejar de ser Biffy Clyro.

Ordinary man – Ozzy Osbourne

A finales del 2019 una de las noticias que se movió en redes fue que Ozzy había muerto, pero nuestro príncipe de las tinieblas, que jamás ha tenido nada de ordinario, lanza su primer álbum de material original en una década y no decepciona, para sorpresa de muchos! Ya que Ozzy en “Ordinary man” no sólo demuestra que todavía tiene la fuerza visceral que lo caracteriza, sino que es capaz de hacer un álbum dinámico combinando los talentos de Chad Smith, Duff McKagan, Slash y Andrew Watt, este último que se desempeña con éxito cómo guitarrista y productor, a pesar de ser más reconocido por su trabajo con Justin Bieber, Selena Gomez y Avicii.

CMFT – Corey Taylor

Que Corey Taylor presentara un trabajo de solista era inevitable, lo que no teníamos claro era cuándo iba a pasar, pero que bueno que fue en el 2020!. Aunque a Taylor lo hemos escuchado de sobra en Stone Sour y Slipknot, pareciera que en CMFT escuchamos realmente a Corey, guitarras acústicas? Hip-hop? Country? Sí, todo eso en un ejercicio que parece haber aprovechado para expiar sus demonios y divertirse un poco. Muy bien por Corey MF Taylor.

777 – Los Petit Fellas

Este primer capítulo de lo que entendemos serán tres lanzamientos de Los Petitfellas es mucho más que un abrebocas, los fellas están creciendo a pasos agigantados en nuestros oídos y para 777, hacen un disco que explora más de cerca el soul que en predecesores, teniendo funk cómo base y curiosamente menos oscuridad que en su predecesor I.D.E.A.S. (que también es un discazo) Es admirable que una banda pueda revelar tantos frentes álbum tras álbum y siga in interrumpidamente buscando formas de hacernos cantar y corear. Que chimba de disco

Imploding the mirage – The Killers

A más de 15 años de su debut, The Killers logró hacer un disco que fortalece su legado y que a la altura de algunos de sus mejores trabajos, demuestra que la combinación de sintetizadores y guitarras que siemprelos ha acompañado, es una fórmula de éxito en la banda y que no está desgastada. Lejano de lo que hicieron en Battle born y Wonderful Wonderful, “Imploding the mirage” se siente como un renacer a partir de lo aprendido, The Killers no le debe nada a nadie y sin embargo en éste álbum se escucha una banda madura buscando su mejor forma en un estilo que con éxito combina Manchester con Las Vegas, cómo siempre les ha gustado.

Strange Days – The Struts

Apostarle al glam rock con autenticidad en el 2020 es muy difícil, sin embargo The Struts lo logran de sobra, esa mezcla de Def Leppard, Queen, y Ac/Dc que los caracteriza es el tipo de sonido que anima en días extraños y nos recuerda lo divertido que es el rock n roll bien tocado, no felices con esto para Strange Days los Struts invitaron a Tom Morello, Robbie Williams, Albert Hammond jr y a Phil Collen y Joe Elliot de Def Leppard para ver que pasaba, el resultado? Un trabajo con una naturalidad glamera deliciosa, entretenida, rockera, un regalo para los días extraños.

The Kingdom – Bush

Siendo honestos, desde hace bastantes años Bush no lograba cautivarnos cómo lo hizo con “The Kingdom”, la banda sigue teniendo esa combinación de rock alternativo que los hizo famosos en la década de los 90, pero de alguna forma se siente más pesada, con un acercamiento a la guitarra eléctrica muy apoyado en los riffs de Chris Traynor quien tiene experiencia de bandas como Helmet, y que sumado a la característica voz de Gavin Rossdale dio para poner a Bush en los listados rock del año.

La Conquista del espacio – Fito Paez

Resulta curioso que un tipo como Fito Páez que tiene más de 20 discos publicados presente algo cómo “La conquista del Espacio”, básicamente porque Fito ya lo conquistó todo, pero en éste disco que habla de libertad, amor, que cuenta historias, Fito suena espectacular, y supremamente libre, aventurándose a hacer él mismo la orquestación, algo que sorprendentemente no había hecho antes, Fito se siente fresco, y con joyas como “La canción de las bestias”, “La conquista del espacio” y la imperdible “Gente en la calle” Fito sigue siendo un referente de calidad de la historia del rock en español.

S&M2 – Metallica

Pueden haber pasado 20 años del primer encuentro de Metallica y la sinfónica de San Francisco, pero que la banda se la vuelva a jugar por esta combinación no tiene nada que ver con la nostalgia, S&M2 es un álbum poderoso, el sonido es increíble y Metallica reinterpreta no sólo sus clásicos como “For whom the bell tolls” sino además se aventura con la segunda mitad de su catálogo atreviéndose con canciones como “All within my hands” y logrando hacerlo con éxito, con reinvencion. S&M2 es sin duda uno de los mejores conciertos del año.

Song Machine S.1 – Gorillaz

En los 20 años que cumple Gorillaz algo han dejado claro, les gusta empujar las barreas, experimentar, no quedarse en fórmulas, y tener muchos invitados. Song Machine es precisamente eso, un álbum creativo que ofrece un universo de estilos combinados entre si, que de alguna manera funcionan y tienen sentido, pero pilas, Gorillaz no es una banda que busque darle gusto a nadie, y se siente más como un ejercicio creativo de Albarn por desarrollar sonidos verdaderamente vanguardistas que cualquier cosa, algo que debeos agradecer, Albarn es un genio musical de nuestros tiempos.

We are chaos – Marilyn Manson Marilyn

Manson se convirtió en una institución del shock rock y del industrial hace décadas, pero sorprendentemente para “We are chaos” contrata de productor a Shooter Jennings, quién aunque no es ajeno al rock, si es más cercano al country, y aportándole precisamente esa armonía y delicadeza del country al sonido de Manson, obtienen uno de los mejores discos del 2020, y a su paso nos revelan el Manson más humano (Según señaló NME y yo estoy deacuerdo) que hemos escuchado en años, comprobando que Manson puede aún revelar facetas de su música que para todos nosotros son desconocidas.

Pong – Piel Camaleón Piel

Camaleón le ha apostado a un sonido verdaderamente auténtico en el panorama del rock nacional, en el que Pong ha brillado de manera incuestionable, sus canciones son pegajosas, bailables, bien producidas y a la tarima se traducen con fuerza haciendo no sólo a éste disco, sino a la banda, en algo infalible. En Pong van a encontrar una combinación de rock pop alternativo con espíritu primordialmente bailable que si no lo ha escuchado, le alegrará el año.

Moral Panic – Nothing but thieves

La combinación entre indie y alternativo de Nothing but thieves les ha dado una identidad muy especial, sumado al estilo de cantar Connor Mason, fanático de los sonidos de Jeff Buckley y Nina Simone, sorprenden en éste año con un álbum que no desea ser encasillado, porque sumado a lo que se mencionó al principio, este disco tiene toques de R&B así como riffs de guitarra que nos recuerdan a Muse, pero siempre buscando demostrar el rango de sonidos, amplísimo, en el que se mueve NBT. La producción de éste álbum estuvo a cargo de Mike Crossey, quién ha trabajado con Foals, The 1975 y Twentyone pilots, entre otros, y todos esos sonidos, se sienten en Moral Panic.

Tickets to my downfall – Machine Gun Kelly

Algo inesperado del 2020 (por ya incredible que pareciera) es que volviera a hablarse de pop punk, un género que ha perdido relevancia en los últimos años y cuya fuerza reside principalmente en las bandas que lo popularizaron a finales de la década de los 90 y principios de los 00; sin embargo aquí es dónde aparece Machine Gun Kelly, quién aunque no es un novato en la industria de la música, si lo es en el punk, sus álbumes previos son esencialmente discos de hip hop, así que cuando fuimos conociendo “tickets to my downfall” no sólo representaba un cambio para MGK, sino una sorpresa para un público que no era cercano al artista y que gratamente descubrió en éste álbum, un espíritu punk rock verdaderamente auténtico.

Ohms – Deftones

En el 2020 Deftones nos dió celebración doble, por una lado para los 20 años de su legendario White Pony, lanzaron Black Stallion, un disco de mezclas del mencionado disco, y por otro lado, vuelven a entrar al estudio de la mano de Terry Date, con quién habían trabajado tanto en White Pony como en Around the fur, dos de los trabajos más emblemáticos de la banda, así que podíamos dar por hecho que se trataría de un gran disco y por supuesto, no decepcionó. Ohms es uno de esos documentos que revelan a los Deftones como una de las bandas más interesantes del metal, capaz de desarrollar sonidos que se sienten de una forma muy diferente a la de cualquier otra banda del género, aún conectamos con los gritos de Chino Moreno, aún conectamos con la angustia, la fuerza y aún somos libres de interpretar lo que querrámos de la música de los Deftones.

The New Abnormal – the Strokes

Durante los siete años que se tomaron The Strokes para sacar éste álbum tuvimos dos discos de solista de su guitarrista Albert Hammond Jr, e igualmente dos discos del proyecto alterno de Julian Casablancas, The Voidz, además de múltiples rumores que ésta banda de NY no iba a volver a tocar, sin embargo, en abril de éste año muy a principio de la pandemia, lanzaron The New Abnormal y nos ayudaron a adaptarnos a la nueva normalidad con un disco que puede ser el mejor que han publicado en la última década, y que presenta a The Strokes revitalizados, frescos, aún con sus buenos riffs e involucrando un poco más los teclados, uso que reveló éxito en su single “Brooklyn bridge to chorus”. Este es un disco imperdible del 2020.

The Slow Rush – Tame Impala

Kevin Parker, líder de Tame Impala, logró encontrar una identidad musical en la psicodelia explorada previamente por bandas como Flaming Lips, pero apoyándose un poco más en la electrónica y el dance, y aunque a sus discos no les son ajenas las guitarras eléctricas, su orientación jamás ha ido hacia el rock tradicional, sino más hacia una genuina ambición de perfeccionismo y balance, en el collage de sonidos que puede producir un perfeccionista cómo Parker, que combina distintas eras musicales con éxito en The Slow Rush, pero que igual pregunta en una de sus letras “Does it helps to get lost in yesterday?/ayuda perderse en el ayer?”

Gigaton – Pearl Jam

es la única banda sobreviviente del rock alternativo de los 90 que consistentemente ha estado de gira, lanzando discos, y que aparte de tener su alineación casi intacta, conserva la identidad de su sonido y álbum tras álbum parece sonar más madura, obvio son casi 30 años de carrera, pero no por eso Pearl Jam es una banda que se acomoda a una forma de hacer música, a un sonido, sino que a partir de esa identidad grunge, buscan ser creativos y alejarse todo lo posible a una banda de melancolía. En Gigaton encontramos canciones cómo “Super wolf blood moon” perfecta para cualquiera que guste de Pearl Jam y busque el sonido con el que los conoció en los 90s, pero también hay canciones cómo “retrograde” o “Quick escape”, que revelan que la banda no viene a complacer a nadie sino a seguir creciendo y experimentando desde su sonido, algo incesante en Pearl Jam.

Comentarios