X

Guía básica para confirmar qué tan bogotano es usted

- 31/07/20

Las costumbres bogotanas son tan reconocibles a la vista que se pueden identificar en cualquier parte del mundo, y es que la historia, la cultura y las costumbres que cobijan a Bogotá hacen que sus habitantes sean únicos y de paso trasmitan todas esas tradiciones a quienes llegan a radicarse a la ciudad.

Algunas tienden a ser un poco graciosas y otras extrañas, pero existe un manual para identificar a un bogotano, por eso Avantel no solo celebra el cumpleaños número 482, sino que nos conecta con este recorrido para celebrar el nacimiento de la ciudad que nos enseñó varias prácticas de vida.

Llevar chaqueta para el frío

No importa si la ciudad amanece con un sol radiante que cause altas temperaturas, siempre, pero siempre, hay que llevar chaqueta porque uno no sabe a qué hora llegue la lluvia. Además, cuenta el mito bogotano, que un potente sol es causante de un insoportable frío en la noche… ¡Eso dicen!

Uso exclusivo de chancleta… con medias

Algo tiene la baja temperatura del suelo de Bogotá que puede ser causante de “un frío que se entra al cuerpo”, esta es una de las razones por la que la mayoría de los bogotanos jamás anda descalzo. Además, y como si fuera poco, quienes usan las chancletas en casa (que compró en un paseo a tierra caliente) suelen ponerse medias para caminar con ellas. Bueno, y a la hora de dormir, muchos optan por dejarse puestas las medias.

Su brújula es Monserrate

No todos los bogotanos son unos especialistas ubicándose en la ciudad, por esta razón, cuando alguien se siente perdido, el Cerro de Monserrate es la alternativa infalible para bajar la tensión de sentirse perdido por un momento; es más, el bogotano siempre tendrá en cuenta que “subiendo” es caminar para los cerros de la ciudad.

“Veci” o “vecino” es cualquiera (sin importar que no esté en Bogotá)

No solo aplica para el señor o la señora dueña de la tienda, también para todo aquel con el que un bogotano quiere entablar una conversación corta o pedir un favor sin invertir mucho tiempo en ello. Para pedir una dirección: “veci, ¿usted sabe dónde queda esto?”; para pedir la hora: “veci, ¿qué hora tiene?”.

No sale a caminar, “sale a darse un septimazo”

Desde caminar, hasta correr y también ir en cicla: la carrera séptima en Bogotá, aparte de atravesar gran parte de la ciudad, ofrece toda clase de planes en cada una de sus calles, más si las personas gustan de los paseos con destino al centro de la ciudad.

El “septimazo” incluye variedad de planes dependiendo lo que se esté buscando, pues en este viaje se puede encontrar variedad de postres, golosinas y comidas; además de recuerdos y zonas donde se pueden comprar recuerdos, detalles y hasta artículos para el hogar.

Por ahora y teniendo en cuenta que debemos quedarnos en casa, eso no es excusa para no disfrutar de la historia de Bogotá y los planes que nos ofrece la ciudad.

Ahora podemos conectarnos de manera virtual con contenidos de nuestra preferencia, por eso no se pierda esta semana a las 8:00 P.M. las conversaciones que tenemos con músicos e historiadores que convocó Avantel a través de su cuenta de Instagram para hablar de rock n roll con Radioacktiva.

Comentarios