Esta es la verdadera historia detrás de ‘El Año Viejo’, canción insignia de fin de año

Fin de año - imagen de referencia // Foto: Getty Images

Esta es la verdadera historia detrás de ‘El Año Viejo’, canción insignia de fin de año

El compositor de la canción murió sin tener reconocimiento por el tema que se volvió un himno de fin de año

Laura Daza Díaz

Con la llegada de diciembre, siempre hay muchas canciones que los ciudadanos identifican y relacionan directamente con las fiestas de fin de año. Ya sean los villancicos o algunas salsas y boleros.

Le puede interesar: Abajo villancicos: la navidad rock se vive con estas legendarias canciones

Una de estas canciones es ‘El Año Viejo’, una de las formas de reconocer que llegó año nuevo es cuando inicia a sonar: “Yo no olvido al año viejo, porque me ha dejado cosas muy buenas…”.

¿Cómo nació la canción?

Esta canción fue escrita por Crescencio Salcedo, quien era un compositor colombiano y era una cumbia. Fue grabada por primera vez en 1953 y desde ese momento se llevó toda la atención de los ciudadanos.

El éxito de la canción ha sido tanto que inició a ser considerado el himno del año viejo y debe estar en todas las reuniones familiares de fin de año. Además, muchas personas se ponen emotivas cuando la escuchan.

De Crescencio Salcedo se tiene poca información, se conoce que fue un campesino indígena y nunca aprendió ni a hablar ni a escribir. Además, se supo que desde muy chiquito se dejó conquistar por flautas autóctonas de caña.

El hombre nació en el municipio de Palomino, en Bolívar. Muchas personas destacaron que el hombre podía imitar los sonidos de la trompeta, tambor y saxofón solo con la flauta. Por eso, al componer mencionaba diferentes cosas que había en su casa.

Lo curioso del tema es que en la canción de ‘El Año Viejo’, se menciona una chiva, una burra, una yegua y una suegra. Por eso, estas cosas que se mencionan en el tema serían verdaderas.

Esta canción fue interpretada por Tony Camargo y es un éxito en países como México, Colombia, Venezuela, Ecuador, Brasil, Perú, España, Estados Unidos e inclusive, Japón. Sin embargo, aunque Crescencio fue el compositor del éxito que es considerado patrimonio en nuestro país y no disfrutó de ese éxito.

El hombre nunca vivió de la fama de ser un compositor, sino que hasta su último día de vida estuvo en Medellín vendiendo en las calles de Medellín flautas de caña.

¿Por qué se celebra el Día de las Velitas?

El origen de esta festividad es de una tradición católica y se realiza en honor a la Virgen María. Según la historia, la celebración comenzó en la ciudad de Quimbaya, en el departamento de Quindío, donde los habitantes encendían velas para conmemorar la festividad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María el 8 de diciembre. Con el paso del tiempo, esta costumbre se extendió por todo el país y se adelantó un día para el 7 de diciembre.

A medida que avanzó el tiempo, esta se convirtió una tradición que se celebra en todo el país y los colombianos prenden velas, faroles y luces en las casas. Además, también se ha convertido en una excusa para que las familias se reúnan.

 

 

 

 

 

 

MÁS SOBRE: