Líder de Eagles of Death Metal: «Perdono a quienes atentaron en el Bataclan»

El artista ya perdonó a los autores de la matanza, aseguró en declaraciones ante la prensa.

dguzman

Jesse Hughes, cofundador y líder de la banda californiana Eagles of Death Metal, afirmó que «como cristiano» perdona a los autores de la matanza del Bataclan, donde fueron asesinadas 90 personas en un atentado yihadista cuando su grupo actuaba en esa sala de París el 13 de noviembre de 2015.

Hughes compareció este martes en la capital francesa, junto a su antiguo colega de banda, Eden Galindo, en el macroproceso que juzga a una veintena de acusados por los ataques terroristas de ese día y que entra en su tramo final.

Los dos músicos salieron ilesos del tiroteo contra los asistentes al concierto de tres miembros del comando del Estado Islámico (EI), que utilizaron fusiles Kalashnikov.

Visiblemente emocionado y vestido con traje negro ante el tribunal a unos pocos cientos de metros de la catedral Notre Dame, el líder de la banda de rock duro leyó una declaración de unos diez minutos, al término de la cual atendió brevemente a la prensa.
Mira también: El rock and roll de Eagles of Death Metal sacudió a Bogotá
«Ahora me siento mejor. He tenido el amor de mis amigos de Francia. Como cristiano que soy, todo el mundo tiene derecho a perder su camino y a encontrarlo. Perdono a la gente que hizo esto», dijo Hughes, de 49 años.

En su declaración ante el juez, el guitarrista y vocalista ya había dado el perdón a los autores y a los cómplices de la masacre. «Rezo por ellos y por su alma y, citando a Ozzy Osbounre, no se puede matar al rock and roll».
Mira también: El testimonio de uno de los sobrevivientes de la masacre en Le Bataclan de París
Antes de Hughes, habló ante el tribunal Eden Galindo, exguitarrista de la banda de 52 años, quien reconoció que no es el mismo desde aquella fatídica noche del 13 de noviembre de 2015, y que tuvo que hacer terapia psicológica.

«Ahora mi vida va bien. He tenido niñas gemelas, que tienen dos años, vivo una vida diferente, pero nunca seré el mismo. Quiero decir a las familias de las víctimas que pienso en ellas todos los días y rezo por ellas», dijo Galindo, al borde de las lágrimas.