Apareció protagonista del «meme drogado» y ahora quiere venderlo para sacar provecho

dgarcia
Archivado en: ¿Qué tal esto?  •  

Uno de los memes más famosos de todo internet y cuyo protagonista e mantuvo en el anonimato durante más de 10 años apareció. Se trata de ‘10 Guy’, también conocido con otros nombres como ‘Stoner Stanley’ o ‘Really High Guy’, y por estos lados llamado ‘El drogado’.

MÁS DE MEMES

Protagonista de la ‘niña desastre’ recibió 475.000 USD por vender el meme

Si, se trata del meme del joven que tiene su cara un poco extraña, como si en realidad estuviera drogado y diciendo cosas sin sentido, como bien lo hemos leído durante todos estos años.

Connor Sinclair es el nombre del protagonista del meme, y quien aprovechó para contarle al Daily Dot que se había mantenido en el anonimato para evitar malas interpretaciones de su gesto en la imagen, ya que su meme siempre había estado ligado con el tema de la drogadicción.

“Solo tenía 19 años cuando se volvió viral y todavía estaba en la Universidad. No quería inclinarme demasiado hacia la ‘fama’ y que pudiera afectar mi futuro”, aseguró Sinclair.

Ahora, gracias a los NFT, tokens no fungibles, el sujeto vio una nueva oportunidad para hacer algo de dinero con la imagen que protagonizó hace más de una década.

¿Y esto se puede hacer?

Claro, de hecho el creador de Nyan Cat, el gatito volador que va expulsando los colores del arcoíris lo vendió en 454.000 dólares, casi 1.700 millones de pesos, el pasado mes de febrero.

En su conversación con el mismo medio, Connor aseguró que quiere sacar provecho con la imagen que aún se mantiene viva en internet.

PROTAGONISTAS 

Él es Khabane Lame, el personaje de TikTok que es viral por no complicarse la vida

“Mi meme tiene 10 años, básicamente historia antigua en términos de cultura de Internet. Me sorprende el poder de permanencia que ha tenido y me sorprende que la gente todavía esté interesada. Nunca he ganado dinero con el meme, pero sigue siendo parte de mi vida durante una década. Realmente quiero aprovechar la oportunidad. No quiero mirar atrás y decir ‘¿y si?’”.