X

Fotogalería

Velas apagadas con pedos y más récords mundiales que nadie volverá a romper

- 16/06/20

Para algunas personas aparecer en el Libro Guinness de los Récords Mundiales es todo un orgullo, aunque tengan que realizar cualquier maniobra para conseguirlo.

Vea También: Maestro le da vida a personajes de Los Simpson y su resultado es increíble

Así como existen algunos récords increíbles en el libro, también existen algunos muy ridículos e innecesarios, que de seguro nadie los quiere volver a hacer.

Aquí los récords más ridículos del Libro Guinness: 

  • Más rotaciones colgado de un taladro eléctrico: El récord actual es de 148 vueltas en un minuto, logrado por The Huy Giang en 2008. Se ve sencillo, pero en realidad requiere mucha fuerza.

  • Mayor número de caracoles en la cara: Este récord fue impuesto por Fin Kehler, un niño de Utah, Estados Unidos, en 2009.

  • Mayor número de sandías cortadas en el estómago: Bipin Larkin es el temerario que cortó limpiamente 48 sandías en un minuto, usando un machete y su estómago como tabla de cortar.

  • Mayor número de velas apagadas con pedos: Gerard Jessie es un hombre de Filipinas que apagó 5 velas con sus gases intestinales y la ayuda de un tubo, actividad que le ganó el récord

  • Tirar de un avión: El reverendo Kevin Fast tiene una cantidad increíble de récords mundiales, incluido tirar de un avión Boeing CC-177 Globemaster III de 188,830 kilos por 8.5 metros, en 2009.

  • Mayor número de asientos de inodoro rotos con la cabeza: Este récord le pertenece a Kevin Shelley, quien rompió 46 asientos en un minuto usando solo su cabeza.

  • La mayor pérdida de peso en la historia: Jon Brower Minnoch pasó de pesar 635 kilos a 218 luego de realizar una dieta de 1,200 calorias al día.

  • Mayor número de demandas presentadas: Jonathan Lee Richards ha demandado a más de 4,000 compañías e individuos a lo largo de su vida, por lo tanto, tiene el récord. Cuando lo descubrió, trató de demandar a Guinness también.

  • Mayor cantidad de metal comido: Michel Lotito obtuvo su récord luego de comer 9 toneladas de metal en el transcurso de su vida, incluido un avión Cessna 150 completo. Sus jugos digestivos increíblemente poderosos podían desintegrar el metal.

  • La patada en “las bolas” más fuerte: Durante un episodio de Sport Science, el expeleador estadounidense y luchador de MMA, Justice Smith Jr., dio una patada en la entrepierna del maestro de combate Kirby Roy.

  • Mayor número de huesos rotos: Evil Kenievel sufrió más de 433 fracturas óseas en 1975, y eso ni siquiera incluye la cantidad de conmociones cerebrales que sufrió.

  • Oler pies y axilas: Madeline Albrecht, trabajadora de un laboratorio de pruebas, ha olido aproximadamente 5,600 pies y cerca de 6,000 axilas. Qué loco.

  • La mujer más liviana del mundo: Lucía Zarate figura en el Libro Guinness como la mujer más ligera que jamás haya existido. Ella pesaba solo 2 kilos y medía 54 centímetros de alto.

  • Mayor número de cucarachas comidas en un minuto: Ken Edwards, de Inglaterra, comió 36 cucarachas vivas en un minuto. Su hazaña fue trasmitida por televisión en 2001.

 

Comentarios