X

Noticia

Top 5 Semanal: Los contratos con las cláusulas más raras en la historia del fútbol

- 23/07/19

#5 Dennis Bergkamp

Una conocida. Muchas veces Dennis Bergkamp brillaba por su ausencia en los partidos de su querido Arsenal cuando jugaban por Champions League fuera de Inglaterra. ¿La razón? Su fobia a volar; Bergkamp no era capaz de subirse a un avión. Por esta razón su club puso una cláusula en su contrato que consistía en la rebaja del 10% de su salario inicial por no querer subirse a un avión: “En las negociaciones con el Arsenal, si yo decía un millón ellos automáticamente quitaban 100.000 ‘porque usted no vuela’. Y acepté”. 

Además, cuenta el delantero holandés en su biografía, Wenger aceptaba a regañadientes la alternativa de viajar en carro; llegó  incluso a viajar 1.600 kilómetros para jugar un partido contra el Bayern Leverkusen en Alemania.

#4 Mario Balotelli

Football Leaks reveló la cláusula impuesta por el Liverpool en el contrato de Mario Balotelli. No es un secreto que el delantero italiano es mundialmente conocido por su indisciplina y sus escándalos. Esta vez el club inglés intentó “blindarse” de estos recurrentes desórdenes y puso en su contrato un premio de un millón de libras por año:  “si durante cada temporada de contrato el jugador no es expulsado en tres o más ocasiones por conducta violenta, escupir a un rival o cualquier otra persona, usar un lenguaje ofensivo, insultar o emplear un lenguaje abusivo y/o o gestos y/o disidencia con palabras o actos”. Tristemente “Súper Mario” no pudo ser el feliz ganador de ese generoso premio.

#3 Van der Vaart 

La rivalidad Betis-Sevilla ha alcanzado niveles tan desproporcionados que el jugador holandés Van der Vaart se vio obligado a firmar su contrato con el Betis con la condición de usar cualquier par de guayos que no fuera de color rojo. Además, Football Leaks cuenta también que incluso marcas como Coca-Cola han tenido que dejar de lado el color rojo para poder ser patrocinadores del Real Betis Balompié.

 #2 Luis Suárez

Un malentendido entre el Arsenal y el Liverpool por la compra de Luis Suárez, en donde el contrato del crack uruguayo obligaba al Liverpool a contarle al jugador por cada oferta que llegara por él superior a 40 millones de libras, dejó una pelea cuando el Arsenal, entendiendo lo anterior como una cláusula de recisión, hizo llegar a Anfield una oferta por Suárez de 40 millones más un centavo; oferta que no cayó nada bien en la dirigencia. Desde aquel día en 2013 estos dos gigantes ingleses casaron la pelea hasta el punto que el siguiente delantero en firmar con Liverpool (Roberto Firmino) tuvo que firmar su contrato con una cláusula de 82 millones de libras que podía ser ejecutada por cualquier club salvo el Arsenal.

#1 Giuseppe Reina

Esta es la clara muestra que hay que leer todos los contratos con lupa, no siempre se firman de buena fe. El alemán Giuseppe Reina firmó con el Arminia Bielefeld de la segunda división de su país un contrato en el cual se estipulaba que al delantero le darían como parte de pago una casa por cada año que jugara con el club. Lo triste para el jugador fue que el club le pagó con casas hechas con LEGO. Hay que dejar todo muy claro al momento de firmar.

Comentarios