X

¿Por qué comemos uvas el fin de año?

- 30/12/17

La tradición se remonta al año 1882, cuando unos ciudadanos madrileños acudieron a la plaza de la Puerta del Sol para ingerir una uva por cada campanada de medianoche acompañado de champaña. La segunda suposición surge en países como Venezuela, Argentina, Ecuador, Perú, Chile y Colombia, en 1909, cuando los productores del fruto en Alicante, España, tuvieron una muy buena cosecha. 

Es por esto, que empezaron a vender este producto como las “uvas de la buena suerte” para recibir el Año Nuevo y desde entonces, se difundió hasta convertirse en una costumbre cada fin de año.

Comentarios

¿Desea ser el primero en enterarse de las noticias?