X

Arcade Fire en el Primavera Sound: genios e inesperados

- 08/06/17

Foto: Getty

Todavía no había anochecido en el recinto del Fórum de Barcelona y ya estábamos pensando en cuál sería el próximo escenario a visitar. Siempre cuesta decidir en el Primavera Sound, sobre todo cuando se superpone una banda que te gusta mucho, con una que nunca viste en vivo, con otra que quieres descubrir. Hasta que mi amigo Alex recibió el chivatazo por el teléfono móvil y pidió que lo siguiéramos.

No preguntamos y lo seguimos. Cuando Alex se pone serio con estas cosas no hay lugar para la duda sino para la decisión. Cruzamos un largo pasillo bordeando uno de los escenarios y en pocos minutos estuvimos sobre un terreno de césped. Mientras ingresábamos en este rincón, vimos a Jarvis Cocker, el líder de Pulp, tomando una cerveza y hablando con amigos. No sabíamos todavía de qué se trataba, pero parecía algo grande.

Media hora después, cuando empezaba poco a poco a caer el sol, comenzaron a verse unas melenas rubias y desprolijas con chaquetas negras arriba del escenario. Y el gigante e inconfundible Win Butler se subía a un altoparlante, mientras que su mujer Regine Chassagne agitaba los brazos antes de colocarse detrás de los teclados.

Arcade Fire sorprendía a todo el mundo el jueves, primer día del festival, cuando su concierto oficial sería el sábado. Y lo hacían en un escenario en 360º, con poco público circundándolos y comenzando con los acordes muy disco de su nuevo single, “Everything Now”, que estrenaban mundialmente en vivo ese día. ¿Qué más se podía pedir?
Esta sorpresa fue una de las grandes novedades de esta edición del Primavera Sound, que a través de los Unespected reclamaban a los asistentes que estuviésemos atentos a la app oficial del festival por nuevos anuncios instantáneos. Los escoceses de Mogwai también fueron parte de estos regalos inesperados, el viernes, y el sábado fue el turno de las chicas punkies de Haim.

Pero el Unespected de Arcade Fire será el más recordado, sin lugar a dudas. Porque el aviso llegó solo unos pocos minutos antes del inicio del show (Alex tenía el dato por otro lado). Entonces todo fue en petit comité: los teníamos al lado. Además, los canadienses, arriba del escenario, parecían más emocionados que el público, disfrutando y bailando en cada canción. Dándolo todo.

Tal es así que todos nos esperábamos unas cuatro o cinco canciones como para cumplir y ya. Pero se despacharon con un show completo de 1 hora, donde repasaron canciones de “Reflektor” y “The Suburbs”, principalmente, pero también de” Neon Bible”, su segundo disco y que rara vez suelen tocar en vivo. También siguieron con otros adelantos que incluirán en su nuevo disco que en pocas semanas verá la luz definitivamente y que se llamará como su single estreno, “Everything Now”. Pudimos disfrutar de clásicos de la banda como “Neighborhood #3 (Power Out)”, “Rebellion (Lies)”, “We Exist”, “No Cars Go”, “Ready To Start” y la que es, para este cronista, la canción más bella de la banda: “Sprawl II (Mountains Beyond Mountains).

El concierto del sábado, el oficial, sería un repertorio similar pero ampliado, con más canciones y casi dos horas con un Fórum repleto de público ansioso por comprobar por qué Arcade Fire en el escenario siempre es capaz de demostrar que es, desde hace años, la gran banda del momento en todo mundo.

POR: Laureano Debat
www.barcelonainconclusa.com
Twitter: @Laureanodebat
Instagram: @Laureanodebat

Comentarios