X

Noticia

El Atlético de Madrid es el primer finalista de Champions League

- 03/05/16

Twitter.com/Atleti

Sufriendo hasta el final. Así es como al Atlético le gusta hacer las cosas, pero le dan resultado. Los colchoneros se clasifican a la final de Champions League, que se jugará el 28 de mayo en Milán. El equipo de Simeone cayó 2-1 en Alemania, pero el gol de visitante les da ventaja y el cupo para disputar el último partido por la ‘Orejona’ 2016.

¡Qué partidazo! Múnich se vistió de gala para vivir una semifinal digna de la competencia más importante de clubes en el mundo. Como era de esperarse, el Bayern salió a toda máquina para buscar la remontada (el Atleti ganó 1-0 en Madrid) y tuvo al Atleti contra las cuerdas. Fue en el minuto 31 cuando la presión dio resultado. Xabi Alonso, el mejor jugador del Bayern -en el partido-, cobró un tiro libre que antes golpeó a un jugador colchonero y abrió el marcador. Múnich estalló de alegría. Empate parcial en el global y la fe más viva que nunca. Minutos después, el juez pitó un penal a favor del Bayern. Müller pasó al frente y sin pensarlo mucho cobró al palo izquierdo. Mala decisión. Oblak voló y le devolvió la vida al Atlético atajando el tiro desde los 12 pasos.

El segundo tiempo empezó con el mismo dominio alemán, pero en el 53′, Griezmann recibió un pase entre líneas y, mientras la defensa del Bayern se durmió esperando el fuera de juego, el delantero francés se encontró cara a cara con Neuer y empató el partido. ¡Enorme, Griezmann! Qué pedazo de jugador tiene el Atleti.

En el 74′ Lewandowski recibió un balón dentro del área y la mandó a guardar de cabeza. 2-1 a favor del Bayern, pero el gol de visitante clasificaba al Atlético. Había que ir por más.

Luego se repitió la historia, esta vez a favor de los colchoneros. Fernando Torres cayó dentro del área -al menos eso vio el árbitro- y llegó un penal a favor del Atlético. El mismo ‘Niño’ Torres cobró y Neuer hizo lo propio. Atajadón del alemán que devolvía la fe a los alemanes.

Los locales adelantaron las líneas y presionaron hasta más no poder. El tiempo no dio para más y el Atlético, sufriendo, con garra y lleno de corazón, se metió en la final de Champions.

Comentarios