El clásico que le sacó la piedra a Pelusso

rockngol

Ni cardenales ni azules se sacaron chispa en un partido que brilló más por las pocas opciones de gol. SantaFe y Millonarios empataron sin goles en una nueva edición del clásico capitalino, que, en realidad, no estuvo a la altura de la expectativas.

En el primer tiempo, ambos equipos se respetaron demasiado, ninguno arriesgó mucho: toque y poca profundidad, lo que generó que los primeros 45 minutos fueran para el bostezo. Sin embargo, lo mejor estuvo en las en tribunas, donde a pesar del frío y de la poca emoción generada en el campo, las barras no paraban de alentar.

Para la parte complementaria, el partido parecía que iba a mejorar porque ambos equipos salieron con una actitud más ofensiva, pero esa actitud solo se traducía en aproximaciones, a través de la pelota parada, pero sin generar realmente peligro.Las pocas mejores opciones de gol del compromiso las tuvieron los azules por medio del contragolpe; sin embargo, Rufay se volvió a vestir de héroe y salvó su arco en varias ocasiones. La falta de creación del León colmaron la paciencia del profesor Pelusso, quién se daba cuenta que, una vez más, no podría sumar en un clásico capitalino, la única deuda pendiente del DT uruguayo. ¡Profe, así es que se vive el clásico!

En general, aunque los dos equipos tienen nómina y fútbol para brindar un mejor espectáculo, no fue un partido bueno. El clásico terminó en tablas y ambos equipos sumaron un punto que los deja en la parte alta de la tabla ¡eso es lo importante!.
No cabe duda que ¡lo mejor fue el regreso del RockAndGol!