Los Rolling Stones en la vida de un fanático de Kiss, por JuanKiss

Laura Moreno
Archivado en: The Rolling Stones  •  

En 1980 yo tenia 13 años, los 80’s son mi época, crecí en ella. En esos días, aún no tenia definidas mis bandas favoritas, aunque Kiss era algo especial en mi vida, dado que fue la primera banda de Rock duro de la que me enamoré y aunque siempre he sido muy rockero, mis gustos en esa época eran muy variados, por ejemplo, tenia música de Kiss, Foreigner, Black sabbath, Kool and the Gang, AC/DC, Cat Stevens, Judas Priest y la lista es larga, pero para ser muy honesto, nunca tuve un solo álbum de Rolling Stones en mi juventud, lo tendría años después.

Todo esto tiene una explicación muy lógica, cuando nos enamoramos de las primeras canciones que conocemos, de las primeras bandas, estas se convierten en la banda sonora de nuestras vidas y nuestro universo gira en torno a ellas, ¡Es más! Esto se acentúa mas a medida que el tiempo pasa, me explico, aunque después hayamos conocido muchas más músicas, seguimos enamorados de lo primero que nos cautivo y en ocasiones hasta menospreciamos lo que no es de nuestro tiempo; el respeto por el pasado del género que nos cautiva, viene con los años, y con la convicción de que para tener las bandas que nos gustan, algo importante debió haber ocurrido en el pasado, ese pasado que no nos tocó.

Cuando yo era un adolescente y compraba los álbumes de Ratt, Iron Maiden, Motley Crue o Van Halen, mis amigos mayores o familiares, diga usted, 7 o 8 años mas viejos que yo, me repetían hasta el cansancio, que ninguna de esas bandas que yo escuchaba, le llegaban siquiera a los talones a los Stones o a los Beatles, yo seguía firme con lo mío, tal como le puede pasar a un muchacho que comenzó con Nirvana, para él, fácilmente los 80’s no son buenos o un muchacho que haya crecido con Linkin Park, por ejemplo, podría pensar lo mismo de Nirvana y así sucesivamente. El punto es que si no hacemos la tarea, nos privamos de disfrutar de un pasado glorioso.

Pues yo sí hice la tarea, ya mas entradito en años, pero la hice y la sigo haciendo con muchas bandas, por ejemplo ahora estoy en medio de un re enamoramiento con Cheap Trick.

Lo primero que conocí de los Rolling Stones fue lo que oí en radio, en un par de emisoras llamadas La Voz del Cine y Radio Disco ZH, ambas en Medellín, pioneras de la música en inglés, canciones populares, como Angie, (I can’t get no) «Satisfaction», «Paint it black», «Miss You» (canción de la que me enamore desde el primer momento en que la oí) ademas del cover que le hace Ace Frehley de Kiss en el album del 79 Dynasty. Pero si leía permanentemente todo lo que ocurría con los Stones en esos días, la primera mitad de los años 80’s, mi padre me conseguía las revistas que me gustaban, con sus alumnos extranjeros que iban y venían de Estados unidos todo el tiempo, revistas como Hit parader, Creem, Circus y algunas Playboy que logre conseguir yo mismo, por lo de los artículos, claro esta!

Pero la vida me tenía reservado otro encuentro mas cercano con los Rolling stones, en 1987, cuando tenia ya 20 años, uno de mis grandes amigos se enamoró de una joven que terminaría convirtiéndose en su novia, ya entrados en confianza, comenzamos a reunirnos los fines de semana, los amigos, cada uno con su pareja, pero ¡Oh sorpresa! aquella primera noche que nos reunimos en la casa de la nueva novia de mi amigo, junto a su equipo de sonido, se encontraba toda la colección en acetato americano de los Rolling stones y a partir de ese momento, ella comenzó una tarea de evangelización conmigo, se metió entre ceja y ceja que este rockero-metalero tenia que enamorarse de su banda favorita, los Rolling Stones, no lo logró, pero si logró que los conociera mas a fondo, que los oyera mas y sobre todo que los respetara inmensamente por lo que hicieron y aún hacen.

Hay algo divertido también en esta historia de mi vida con los Rolling stones y con los Beatles, siempre me sentí mas afín, mas cerca de los Stones que de los de Liverpool, era mas de mi mundo metalero que una banda cantara canciones como «Sympathy for the devil» y (I can’t get no) «Satisfaction», que «Love me do» y «I wanna hold your hand» y me parecía mas cool como se colgaba la guitarra Keith Richards que George Harrison, pero estas eran solo apreciaciones de adolescente, lo cierto es que mi trabajo en radio desde 1987 me ha acercado aun mas a ellos, me ha enseñado a respetarlos aún mas y a conocer canciones maravillosas como «Ruby Tuesday», «Beast Of Burden», «Emotional Rescue», «Flight 505» y muchas más. Los Rolling Stones siguen ahí sacudiendo estadios con ¡It’s only Rock n roll, but I like it! Y ojalá podamos ser sacudidos por ellos el próximo 10 de marzo en Bogota, por que ahí estaremos.

Juan Kiss